Acindar Pymes apoya un proyecto de energía renovable en Córdoba

Acindar Pymes apoya un proyecto de energía renovable en Córdoba

La SGR avaló parte del financiamiento para la construcción de una planta de biogás producido a partir de residuos orgánicos, gerenciado por la empresa Helios Energía Limpia.

La localidad cordobesa de Estación General Paz es la anfitriona de un proyecto virtuoso de economía circular, gerenciado por la empresa Helios Energía Limpia y apoyado por la Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) Acindar Pymes.

Se trata de una planta de producción de biogás con cuatro biodigestores, capaces de transformar más de 130.000 toneladas de residuos orgánicos provenientes del descarte de industrias alimenticias. De esta manera, podrán aportar 2,4 MWh de energía limpia al Sistema Argentino de Interconexión.

Este proyecto de triple impacto es el resultado del sueño de emprendedores de Río Ceballos. Nació en la búsqueda de una alternativa al destino de los desechos de la industria avícola. Y encontró la solución de la mano del programa Renovar y la Ley de Generación Distribuida de Energías Renovables, cuando se volvió una realidad concreta la posibilidad de hacer energía derivada de la producción de biogás para inyectarla a la red nacional.

La planta involucra una inversión de US$ 9 millones. Acindar Pymes participó de esta operación avalando $50 millones, monetizados por el Banco Santander.

Pablo-Pereyra
“Acindar Pymes apuesta al desarrollo sostenible como un motor de crecimiento para las pymes argentinas.
Este año continuaremos acompañando el financiamiento de proyectos de triple impacto y de energías renovables, de los que se beneficia toda la sociedad

aseguró Pablo Pereyra, Gerente General de Acindar Pymes.

El proyecto estará operativo a mediados de este año y los planes futuros son ambiciosos. Más allá de los residuos de la industria alimenticia, está abierta la posibilidad de cerrar acuerdos con municipios, para luego llevar la fracción de los residuos orgánicos a la planta. Además, irán sumando actividades complementarias, como la producción de fertilizantes y una planta hidropónica para la producción de cultivos orgánicos. También contemplan la creación de un espacio dedicado a la educación ambiental para escuelas, donde se explicará el proceso de convertir basura en energía y la criticidad de reutilizar los desechos.

El circuito es virtuoso. Se utilizan desechos para generar biogás, que luego es utilizado para producir energía. Al terminar el proceso de descomposición en el que se genera el biogás, de los biodigestores se obtiene un efluente líquido que se reutiliza para regar el predio parquizado de la planta y el campo vecino donde se siembra maíz.

El maíz es utilizado, a su vez, como alimento para un feed lot y el guano resultante es recolectado continuamente y trasladado a los biodigestores. De allí, se obtiene además un sustrato sólido, con el que se produce un biofertilizante sólido para comercializar.

“El modelo de negocio tiene como principio fundamental el concepto de economía circular.
Desde utilizar como principal materia prima lo que para otras industrias son desechos, hasta producir recursos con los propios ‘desechos’ que la misma planta genera en la producción de biogás. De esta manera, la planta no va a crear ningún tipo de desperdicio. Todo se transforma en recursos

explicó Mateo Ligato, Socio de Helios Energía, quien ya sueña con aumentar la producción de energía de los 2,4 Mwh contratados en el Renovar, a unos 5 Mwh.