Agua: acciones responsables para cuidar lo invisible

Agua: acciones responsables para cuidar lo invisible

Reflexionar sobre el ciclo del agua y el papel fundamental que ocupan las aguas subterráneas resulta central para cuidar el planeta, fomentar prácticas productivas sostenibles y fomentar el desarrollo de las comunidades. Sobre ello puso el foco Proyecto Agua Segura en su campaña por el Día Mundial del Agua 2022, para impulsar su tratamiento en la agenda y priorizar su valor en todos los órdenes.

“Lo que hacemos en la superficie, repercute bajo ella. Es por eso que la responsabilidad con la que tratemos nuestra tierra es central para el buen rendimiento de nuestro sistema productivo, el cuidado de nuestra salud a través del consumo de alimentos y agua segura, y la protección de los ecosistemas en ambientes seguros ante los fenómenos de la crisis climática”, señaló Manuel Saurí, director ejecutivo de la empresa, que mereció la certificación B Level por su compromiso socioambiental y que ofrece soluciones ante los distintos desafíos del agua que existen en el país y la región. Este año, lanzaron la iniciativa #NoRompasElCiclo, que busca crear conciencia.

Es que casi la totalidad del agua dulce en forma líquida del mundo es subterránea, por lo que representa la esencia del suministro de agua potable para consumo, los sistemas de saneamiento, la agricultura, la industria y los ecosistemas. “Si partimos de la idea de que existen más de 2000 millones de personas en el planeta que no tienen acceso a agua segura, podemos comprender entonces que las aguas subterráneas son un tesoro invisible que debemos proteger a conciencia, agregó Saurí.

Crisis hídrica, economía y derecho al agua

Si se analiza la variedad de los ecosistemas del país y la región, se puede encontrar que en algunas zonas de gran aridez el agua es fundamental para la vida. Lo mismo sucede en las comunidades que tienen su sustento económico en la agricultura o en la ganadería, para el abastecimiento de los animales.Las aguas subterráneas encarnan la fuente principal de desarrollo de generaciones y generaciones de personas. Es por eso que su protección es absolutamente elemental, si queremos pensar en cualquier estrategia de progreso y crecimiento”, convocó el director. Los circuitos productivos que contaminan o estresan las cuencas hídricas van en detrimento de todo desarrollo.

Además del decisivo impacto que tienen para las personas, las aguas subterráneas cumplen un rol fundamental en el funcionamiento de los ecosistemas, porque protegen costas de la intrusión de agua de mar y conservan la biodiversidad en humedales y ríos. En tiempos de cambio climático, es una tarea de primer orden ser responsables en la gestión de nuestra tierra y del suministro de agua subterránea. Proyecto Agua Segura llama a poner la mirada en lo que está debajo de la tierra: hacer visible lo invisible.

Por Proyecto Agua Segura

https://www.aguasegura.com.ar/