BASF Calculará la Huella de CO2 de Todos los Productos que Comercializa

BASF Calculará la Huella de CO2 de Todos los Productos que Comercializa

BASF se transformará en la primera compañía química en contar con datos transparentes de emisiones para todo su portfolio de aproximadamente 45.000 productos.

 Los datos del sistema integrado de BASF y una nueva aplicación digital ayudarán a los clientes de la compañía a medir mejor y reducir la huella de CO2 de sus actividades y productos finales.

 

Buenos Aires, 30 de julio de 2020 – BASF anunció que proporcionará a sus clientes los valores totales de emisiones de CO2, conocido como «huella de carbono», para todos sus productos.

 La Huella de Carbono de Producto (HCP) comprende todas las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con el producto que se generan hasta que éste deja la puerta de la planta donde se fabrica hacia el cliente: desde la materia prima comprada, hasta el uso de energía en los procesos de producción.

 “La sustentabilidad y la digitalización son elementos centrales de nuestra estrategia corporativa que implementamos de forma consistente. Al calcular la huella de CO2, combinamos estos dos elementos, siendo mucho más transparentes con nuestros clientes respecto a las emisiones específicas de cada producto BASF.  Esto nos permite desarrollar planes junto a ellos para reducir las emisiones de COa lo largo de la cadena de valor hasta el producto de consumo final», destaca Martin Brudermüller, presidente de la Junta Directiva de BASF SE.

 BASF ha calculado la huella de carbono para productos individuales desde 2007. Sin embargo, con la solución digital desarrollada internamente, ahora podrá hacerlo con sus cerca de 45.000 productos comercializados a nivel mundial.

 La compañía comenzará con segmentos seleccionados de productos y clientes en los próximos meses y planea que los datos de la huella de carbono de los productos estén disponibles para todo el portfolio hacia fines de 2021.

 “Los temas de protección del clima también son cada vez más importantes para nuestros clientes. En el futuro, podremos apoyarlos con datos confiables para que puedan alcanzar sus objetivos en materia de protección climática», señaló Christoph Jäkel, jefe de Sustentabilidad Corporativa.

 “Con estos datos, nuestros clientes pueden identificar dónde están las palancas para evitar las emisiones de gases de efecto invernadero. Ya les estamos ofreciendo la oportunidad de reducir la huella de carbono de productos seleccionados mediante el uso de materias primas alternativas y energías renovables”.

 

Enfoque de Equilibrio

 Un ejemplo de lo anterior es el enfoque de equilibrio de biomasa de BASF, en el que los recursos fósiles son reemplazados por materias primas renovables generadas a partir de desechos orgánicos y aceites vegetales en la producción integrada y asignados matemáticamente al producto de ventas.

 Otro ejemplo de la aplicación del enfoque de balance de masa es el proyecto ChemCyclingTM.

 Desde 2020, BASF ha estado ofreciendo a sus clientes las primeras cantidades comerciales de productos producidos con residuos plásticos reciclados químicamente y utilizados como materia prima al comienzo de la cadena de valor.

 Los productos vendidos por BASF provenientes de ambos sistemas cuentan con las mismas propiedades que aquellos basados en materias primas puramente fósiles, pero con una menor huella de carbono.

 La protección del clima es una parte clave de la estrategia de BASF. La compañía ha fijado su objetivo de mantener constantes las emisiones relacionadas con la producción hasta 2030 aun considerando un mayor crecimiento del negocio.

 BASF está siguiendo un enfoque de tres fuentes, que consiste en aumentar su producción y eficiencia de procesos, comprar electricidad de fuentes renovables y desarrollar procesos fundamentalmente nuevos y de bajas emisiones.

 

Estándares comparables necesarios

 BASF ha utilizado métodos de evaluación de sustentabilidad durante 25 años. Esto incluye la recopilación y el procesamiento de datos para la medición de las contribuciones a la sustentabilidad, como por ejemplo en SEEBalance® o Sustainable Solution Steering.

 El cálculo de Huella de Carbono de Producto se basa en datos sustanciales de la recolección de emisiones en su propia red de producción y datos promedio de alta calidad para las materias primas y la energía compradas. La metodología sigue estándares generales para el análisis del ciclo de vida, como ISO 14044 e ISO 14067, así como el Greenhouse Gas Protocol Product Standard.

 BASF está comprometida con la introducción de pautas específicas por productos para el cálculo de HCP en la industria química con el fin de crear un campo de juego nivelado para toda la industria y la comparación de productos: «Estamos trabajando con varios socios para promover la estandarización», dice Jäkel.