Día Internacional de la Mujer 2022: las mujeres olímpicas que lideran la sostenibilidad

Día Internacional de la Mujer 2022: las mujeres olímpicas que lideran la sostenibilidad

Desde la futbolista Wendie Renard hasta la campeona olímpica de vela Hannah Mills: mujeres que aprovechan el poder del deporte para comprometer a sus comunidades y a gente de todo el mundo con la supervivencia del clima y el medio ambiente.

La lucha por el futuro de nuestro planeta implica a todos, incluyendo los deportistas olímpicos.

Al igual que la gente de a pie, los atletas de élite, a través de sus diversos deportes y disciplinas, siguen encontrándose en primera línea cuando se trata de experimentar los impactos del cambio climático y quieren hacer algo al respecto.

Aprovechando la plataforma que les brindan los Juegos Olímpicos, las estrellas del deporte de élite se manifiestan cada vez más y aportan su granito de arena para garantizar el cambio en lo que respecta a la crisis climática.

Siguiendo el lema del Día Internacional de la Mujer de este año –”la igualdad de género hoy para un mañana sostenible”– Olympics.com destaca a las deportistas olímpicas que dan ejemplo cuando se trata de cambiar su mundo y nuestros hábitos para mejor.

Desde el Océano Pacífico que rodea a Samoa Americana hasta los campos de fútbol de la División 1 Femenina de Francia, conoce a las mujeres que combinan las fuerzas de la excelencia deportiva y la acción climática para preservar el mundo para las generaciones futuras.

Tilali Scanlan

Tilali Scanlan - Amante de los océanos, activista del clima

Para Tilali Scanlan, nadadora que compitió en Tokio 2020, no hay sensación más maravillosa que estar en el agua.

Nacida y criada en Vaitogi, Samoa Americana, esta joven de 22 años siempre ha sentido una gran afinidad con este elemento. Tras ser educada en casa, la séptima de ocho hermanos nadaba todos los días en las piscinas de marea locales.

Al darse cuenta de que tenía talento para este deporte, Scanlan consiguió el patrocinio de sus vecinos y pronto comenzó una carrera de natación competitiva representando a Samoa Americana que la llevó, recientemente, al mayor escenario deportivo de todos: los Juegos Olímpicos.

A medida que la carrera de la nadadora se desarrollaba, también lo hacía su pasión por el océano y los ecosistemas que lo rodean. Mientras entrenaba y animaba a los jóvenes de Samoa Americana a practicar la natación, Scanlan se licenció en Ciencias Marinas y Biología en la Universidad del Pacífico Sur, en Fiyi.

Sus estudios revelaron lo que siempre había sabido que era cierto: que nosotros y la naturaleza somos codependientes.

Comprometida con la restauración y el mantenimiento del entorno que le dio la oportunidad de viajar por el mundo y competir, Scanlan está ahora a punto de embarcarse en un programa de dos años para aprender más sobre los arrecifes de coral de su país natal.

Es una de las siete personas seleccionadas para participar en el Programa Nacional de Becas de Gestión de Arrecifes de Coral 2022-2024, una colaboración entre el Instituto de Arrecifes de Coral de la Universidad Nova Southeastern, el Programa de Conservación de Arrecifes de Coral de la NOAA, la Oficina de Asuntos Insulares del Departamento del Interior de los Estados Unidos y el Comité de Arrecifes de Coral de todas las Islas de los Estados Unidos.

Scanlan trabajará con el Grupo Asesor sobre Arrecifes de Coral y los organismos asociados como becaria en Samoa Americana para realizar ensayos de restauración de corales. También se centrará en concienciar a la comunidad sobre las mejores técnicas y prácticas para ayudar a garantizar el éxito de los esfuerzos de restauración del coral.

Wendie Renard

Wendie Renard - Gran futbolista y defensora del clima

La futbolista francesa Wendie Renard, dos veces olímpica y siete veces campeona de la Liga de Campeones Femenina de la UEFA con el Olympique Lyonnais, está utilizando su voz para hacer campaña por la acción climática.

La atleta de 31 años admite que hasta ahora no ha estado “exenta de culpa” en la lucha por la sostenibilidad, pero está dispuesta a cambiar.

Hace poco, Renard se puso al frente de una campaña con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) para llamar la atención sobre la difícil situación de la biodiversidad mundial ante el cambio climático.

Como parte de este proyecto, la futbolista compartió:

“He ganado partidos en mi carrera, pero hoy la mayor victoria que me gustaría obtener es la que va en contra de la desaparición de la naturaleza”.

“Como deportistas, artistas y ciudadanos, todos necesitamos el aire, el agua y los alimentos que nos proporciona. Por eso, para no convertirme en la última futbolista que aún puede marcar goles, he decidido comprometerme a favor de la naturaleza”.

“No soy irreprochable, ni mucho menos, pero quiero mejorar cambiando mis hábitos. Invito a cada uno de nosotros a hacer lo mismo, así como a nuestros responsables”, añade.

“Todavía estamos a tiempo de invertir la tendencia”.

Junto a otros titanes del deporte francés, como el medallista de oro de balonmano en Tokio 2020 Nikola Karabatic y el snowboarder de Turín 2006 Mathieu Crepel, Renard pide que la gente firme un manifiesto por el cambio titulado “Pas le dernier”, que significa “el último, no”.

El manifiesto es una llamada a las armas y desafía a los que están hoy en día a hacer el trabajo para las generaciones del mañana. Dice así:

“Somos la primera generación que sufre las consecuencias de la degradación del medio ambiente y la última que puede invertir la tendencia. No queremos presenciar la desaparición de los últimos elefantes, tigres, ballenas y otras especies. No queremos ver cómo se convierten en cenizas los últimos bosques, cómo se derriten los últimos glaciares o cómo mueren los océanos”.

“No queremos ser los últimos artistas y los últimos deportistas que puedan expresarse, practicar, vivir en un medio ambiente sano del que extraemos agua, oxígeno y alimentos esenciales para nuestra vida”.

“No queremos ser los últimos en comprometernos a detener la destrucción de la naturaleza. No queremos ser los últimos en actuar. ¿Y tú?”.

Redoblando sus esfuerzos para convertirse en una verdadera embajadora del cambio, Renard también está liderando el camino en su club, el Olympique Lyonnais.

Cuando el equipo francés lanzó en 2020 una campaña sobre la responsabilidad individual en las acciones medioambientales, Renard fue una de los seis jugadores que lideraron los equipos femenino y masculino junto a la británica Lucy Bronze, hoy jugadora del Manchester City.

Hannah Mills - Una estrella de la vela contra los plásticos

Para convertirse en la regatista más exitosa de la historia de los Juegos Olímpicos hay que ser persistente, y la regatista del equipo británico Hannah Mills siempre ha sido exactamente eso.

Desde su primera medalla de plata en los Juegos Olímpicos de su país, Londres 2012, hasta su segundo oro en el Puerto de Veleros de Enoshima en Tokio 2020 junto a Eilidh McIntyre, la galesa, ya retirada, siempre ha sido implacable en su búsqueda de la excelencia.

Ahora está canalizando esa energía para salvar el medio ambiente.

Al igual que Scanlan, el deporte que practica Mills le obliga a estar en contacto con la naturaleza, y gracias a esa relación que ha desarrollado a lo largo de su vida, ahora hace todo lo posible por salvarla.

“Todas las playas, los puertos deportivos y las marinas en los que he navegado están llenos de plástico”, declaró el año pasado al Comité Olímpico Internacional (COI).

“Eso me ha abierto la puerta al mundo de la sostenibilidad. Quiero utilizar mi experiencia deportiva, mis redes y mi perfil para concienciar, cambiar comportamientos e influir en otros sobre cuestiones medioambientales.”

“El sueño olímpico consiste en ser lo mejor posible, y eso no solo significa competir o ganar medallas, sino ser un buen ciudadano del mundo”, Hannah Mills a Olympics.com.

 

El año pasado, cuando los líderes del mundo estaban bajo el foco de atención de la cumbre COP26 en Glasgow (Escocia), Mills aprovechó el momento.

Con la ayuda del COI y de su compañera olímpica Melissa Wilson, reunió a más de 50 deportistas olímpicos y paralímpicos de alto nivel para que prestaran su apoyo a la acción climática.

Desde la estrella keniana del maratón Eliud Kipchoge hasta el as británico del tenis Andy Murray no se escatimó el poder de ninguna estrella del deporte.

Calificaron la COP26 (considerada como una de las conferencias sobre el cambio climático más importantes jamás celebradas, dada la situación mundial actual) como las “Olimpiadas de las cumbres sobre el clima”, e instaron a los líderes mundiales a cumplir lo que se esperaba de ellos en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Incluso antes de la COP26, Mills ya había incluido en su agenda la lucha contra el plástico.

Ya en 2019, la bicampeona olímpica lanzó el ‘Big Plastic Pledge’, cuyo objetivo es eliminar por completo el plástico de un solo uso del deporte. Desde el uso de botellas de agua rellenables hasta el rechazo de los envases de plástico, la campaña promueve todas las formas de ayudar a acabar con nuestra dependencia del material.

Un año después, ella y el remero noruego Martin Helseth fueron elegidos embajadores del Pacto Climático Europeo para ayudar a informar, inspirar y apoyar la acción climática dentro de la comunidad deportiva.

“Creo que es responsabilidad de cada persona hacer lo que pueda para ayudar a abordar el cambio climático, porque este problema global nos afecta a todos y cada uno de nosotros”, dijo entonces en declaraciones al COI.

“El deporte tiene un enorme papel que desempeñar. Hay muchas razones para ello, como el alcance de los eventos deportivos mundiales y el hecho de que el deporte es un “innovador”, que siempre supera los límites. Si podemos utilizar su poder para ayudar a más personas a entender el cambio climático y las soluciones disponibles para abordarlo, entonces podemos marcar realmente la diferencia”.