Premio Uruguay Circular reconoció la integración de procesos de economía circular en varios sectores

Premio Uruguay Circular reconoció la integración de procesos de economía circular en varios sectores

El Premio Uruguay Circular, que reconoce y promueve el desarrollo de proyectos con lógica de economía circular, entregó sus galardones 2021. El premio es organizado por PAGE Uruguay, el MIEM, ANDE y ONUDI. El subsecretario Walter Verri representó al MIEM en esta actividad y allí destacó la relevancia de la economía circular para lograr un desarrollo económico sustentable. Por ese motivo, afirmó, se trata de un paradigma que impulsa el MIEM. “Debemos tener claro que para corregir las inequidades y eliminar la pobreza tenemos que crecer económicamente, pero ese crecimiento tiene que ser social y ambientalmente sustentable”, resumió el subsecretario.

Walter Verri

El subsecretario de Industria, Energía y Minería, Walter Verri, participó de la ceremonia del Premio Uruguay Circular 2021, una iniciativa impulsada por el Programa PAGE Uruguay, el Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) y la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI).

El evento, desarrollado en la Torre de las Telecomunicaciones el 27 de octubre, tuvo como objetivo celebrar y dar a conocer a los ganadores postulados en las diferentes categorías premiadas en esta tercera edición: grandes empresas; micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes); emprendimientos; cooperativas y otras asociaciones; comunidades; e instituciones educativas.

En la actividad, además de Verri, expusieron la vicepresidenta de la República, Beatriz Argimón; la presidenta de ANDE, Carmen Sánchez; y el representante de ONUDI para el Cono Sur, Manuel Albaladejo.

Verri destacó la importancia de esta iniciativa, y celebró que en Uruguay “cada vez son más las empresas y emprendimientos que aplican prácticas de economía circular en sus cadenas productivas”.

“Debemos sentirnos muy contentos por lo que ha avanzado Uruguay en economía circular”, señaló. El jerarca recordó que PAGE Uruguay se instaló en nuestro país hace pocos años, y que un antecedente relevante del programa Oportunidades Circulares fue Biovalor.

Estos antecedentes “han instalado en el MIEM la consciencia de que debemos avanzar hacia la circularidad”, afirmó.

“Debemos tener claro que para corregir las inequidades y eliminar la pobreza tenemos que crecer económicamente, pero ese crecimiento tiene que ser social y ambientalmente sustentable”, dijo el subsecretario del MIEM. Para ello, es necesario “dejar atrás prácticas extractivas sin cuidado de los recursos” y, en cambio, considerar que estos recursos “son finitos” y pertenecen a las nuevas generaciones. De lo contrario, “no lograremos generar el desarrollo económico que nos permita vivir mejor como sociedad”, advirtió.

Por ese motivo, reafirmó, la economía circular “es un paradigma que estamos propiciando” desde el MIEM.

A su vez, el mundo reclama cada vez más productos elaborados bajo las premisas de la economía circular, explicó el jerarca. “Creo que eso es muy bueno y creo que en Uruguay […] estamos adelantados en la región en esa materia”, añadió.

Verri felicitó a todos quienes participaron y motivó a otras empresas a que sigan incorporando prácticas de economía circular en sus procesos productivos.

Iniciativas ganadoras

En la categoría grandes empresas, la iniciativa ganadora fue Bader. Se reconoció su iniciativa para disminuir el consumo de recursos naturales con fines productivos. Específicamente, el proyecto se vincula con el consumo de agua de un pozo semisurgente que se utilizaba para el llenado diario de cabinas y depósitos de extracción del proceso de terminación de cueros. Al reutilizar el efluente final lograron disminuir el consumo de agua de pozo y la cantidad de efluente vertido al canal. El resultado, hasta el momento, es la reducción de aproximadamente de 300 a 500 m3 por mes. Simultáneamente, han logrado disminuir la cantidad de efluente final vertida al canal en un 40 %.

 

En la categoría mipymes, la iniciativa ganadora fue RCD. Esta empresa gestiona los residuos de la construcción generando nuevos productos a partir de hormigones reciclados y disminuyendo el volumen de escombros en los vertederos. Revalorizan el desecho, trabajando alineados a los modelos internacionales de economía circular y a la nueva ley de residuos. Su propósito es promover la cultura del reciclaje, fomentar la conciencia ambiental e impulsar las buenas prácticas para una arquitectura de calidad y sin desperdicios.

 

En la categoría emprendimientos, la iniciativa ganadora fue Urusu. Mercado Eficiente Ecotaller Urusu es un modelo de negocio circular al que llaman Neo Carpintería. Consta de un taller con un equipo de profesionales, orientado a la fabricación de mobiliario para uso exterior con base, exclusivamente, en materiales reciclados y uruguayos. Además, el ecotaller creó un nuevo nicho de trabajo, capaz de emplear a personal técnico capacitado y dar empleo de calidad. La información recopilada sobre cómo trabajar el material está siendo registrada para crear un curso. Por último, no solo procesan materiales revalorizados, sino que gestionan sus propios residuos de una manera responsable, logrando que todo se reutilice o transforme en nuevos productos.

 

En la categoría cooperativas y otras asociaciones, la iniciativa ganadora fue Cooperativa Social Unidos por la Clasificación. Realiza su actividad en la ciudad de Paysandú, llevando a cabo un plan de trabajo de circuitos limpios. Identifican empresas e instituciones para desarrollar un proceso de gestión de residuos limpios, y concretan la recuperación de estos productos a partir de la separación de material reciclable en los lugares de origen. Luego la cooperativa procesa este material y lo vende a empresas nacionales que, a su vez, lo procesan para su posterior reciclaje. Las empresas e instituciones pueden vincularse a través de la aplicación para celulares “Yo reciclo”.

 

En en la categoría comunidades, la iniciativa ganadora fue Rosario Clasifica y Recicla. Se trata de un grupo de voluntarias que fomentan la economía circular al donar materiales reciclables que reciben desde distintos puntos del departamento a emprendimientos y organizaciones que los reutilizan o se financian con ellos. Además, hacen difusión sobre reciclaje y cuidado del medio ambiente y jornadas para involucrar a la comunidad. Aspiran a seguir creciendo y mejorando para que todo el proceso sea más eficiente. A su vez, buscan contagiar a otras localidades para que se sumen con emprendimientos similares.

 

En la categoría instituciones educativas, la iniciativa ganadora fue Liceo Verde. Está a cargo de estudiantes y docentes del Liceo de Pan de Azúcar, que apuntan a generar un centro de estudios y una comunidad sustentable y amigable con el ambiente. En la institución gestionan los residuos orgánicos, colocando recipientes para clasificarlos. Posteriormente los sitúan en un lombricompostaje con lombrices rojas californianas. Estas lo transforman en humus que usan para su huerta. Por otro lado, incorporaron la gestión para los residuos plásticos, ya que son punto de acopio de ecoladrillos en el departamento de Maldonado. También tienen una alianza con el municipio de Solís para recolectar botellas que luego se clasifican. Además, realizan recipientes y los colocan en puntos estratégicos del liceo para la clasificación de los plásticos, que usan en ecoladrillos que posteriormente se convierten en materia prima para bioconstrucción.

 

Además de los ganadores, se entregaron las siguientes menciones:

En la categoría grandes empresas: ATMA – FNC: Casilleros Pilsen Circulares.

En la categoría mipymes: Abito.

En la categoría emprendimientos: Arenas de Vidrio y Compost Ciudadano.

En la categoría instituciones educativas: Liceo núm. 7 Joaquín Suárez.

Acerca de economía circular

Es un nuevo paradigma que promueve la producción de bienes y servicios de manera sostenible, reduciendo el consumo, el tiempo, las fuentes de energía y los desperdicios. Se propone un modelo donde los productos, procesos y servicios se diseñan especialmente para optimizar los recursos utilizados y minimizar la generación de residuos. La economía circular propone un modelo que permite regenerar recursos naturales y cerrar los ciclos de vida de materiales y nutrientes de forma efectiva (extensión de vida útil, reparabilidad, reciclaje, extracción bioquímica, compostaje y biogás, etc.).

Asimismo, plantea la necesidad de diseñar productos y servicios considerando los impactos a lo largo de todo su ciclo de vida, así como modelos de negocio y tecnologías innovadores.

Acerca de PAGE Uruguay

Uruguay es un país socio de PAGE Partnership for Action on Green Economy, una iniciativa conjunta en economía verde de ONUDI, ONU Ambiente, OIT, UNITAR y PNUD.

PAGE apoya a las naciones y regiones en la formulación de políticas y prácticas económicas en torno a la sostenibilidad para avanzar en la Agenda 2030. El principal objetivo es contribuir con los esfuerzos nacionales de planificación del desarrollo que permitan incorporar el concepto de crecimiento verde en las políticas públicas en sectores clave de la economía.

Las contrapartes del programa PAGE en Uruguay son la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional (AUCI), el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), el Ministerio de Ambiente (MA) y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). El MIEM es el punto focal para Uruguay.