Hidrógeno verde demanda incentivos financieros que impulsen un desarrollo más acelerado en Perú y países de la región

Hidrógeno verde demanda incentivos financieros que impulsen un desarrollo más acelerado en Perú y países de la región

Expertos de Perú, México y Chile coincidieron en que el desarrollo del hidrógeno verde en Latinoamérica y el Caribe está en una etapa donde requiere de incentivos, entre ellos de soporte financiero, que faciliten la adopción de proyectos piloto para probar su impacto en las industrias de cada país, en vista del gran potencial que tiene la región en la producción de hidrógeno verde y su importancia frente a la descarbonización de la economía.

Daniel Cámac, presidente de H2 Perú, Asociación Peruana de Hidrógeno, rescató la importancia del soporte financiero para impulsar proyectos piloto en hidrógeno verde, como lo ha hecho Chile con el apoyo de CORFO (Cooperación de Fomento de la Producción), para probar esta tecnología en experiencias peruanas de diferentes sectores, incluido la minería, ya que las experiencias internacionales son una “referencia, pero no va a ser la práctica industrial que el Perú va a requerir”.

“En H2 Perú hemos logrado dar ese mensaje de tomar en cuenta el hidrógeno verde como pilar de la descarbonización. El siguiente paso es probar, y concretar este cambio, y para eso se requiere financiamiento”, enfatizó durante el webinar “Hidrógeno verde: Implementación y soluciones en el mercado de energía latinoamericano”, realizado el 2 de marzo por Prensa Grupo y Perú Energía, tema que también se abordará en las conferencias del foro Perú Energía Norte el 28 y 29 de marzo.

Barbara Neira, ingeniera de Proyectos de H2 Chile (Asociación Chilena de Hidrógeno), dijo que en países de la región, en una primera etapa, actualmente se necesitan incentivos que proporcionen tecnologías para proyectos piloto de hidrógeno verde, como lo ocurrido el año pasado en Chile con los 50 millones de dólares que entregó CORFO, que sirvió para financiar cierta parte de los electrolizadores de 6 proyectos en ese país.

“Esto permitió darles un empujón a estos proyectos piloto. Estos son los tipos de incentivos que necesitamos, ahora, a nivel de Latinoamérica y el Caribe”, destacó en el evento, el cual fue moderado por Beatriz De la Vega, líder de Energía y Recursos Naturales de KPMG Perú.

Israel Hurtado, presidente de la Asociación Mexicana de Hidrógeno, señaló que es fundamental el tema del financiamiento; señaló al respecto que dentro de la Asociación Mexicana de Hidrógeno participan algunos fondos que a nivel global impulsan proyectos de hidrógeno.

“Creo que hay mucho desconocimiento del tema. Falta todavía hacer más labor de socialización y de evangelización, sobre todo por las características particulares de cada país; pues no es tan simple traer a Asia un proyecto que se está desarrollando en Europa, y copiarlo igual en América Latina. Pero creo que hay mucho interés de organismos internacionales que también están apoyando: el BID, BM, IFC, etc.”, resaltó.

Beatriz De le Vega subrayó que el hidrógeno verde es un tema que hoy en día está cada vez más presente en las agendas del mundo y que ello ya está sucediendo en Latinoamérica, donde por ejemplo Chile ha avanzado mucho en el tema regulatorio, por lo que la integración será fundamental para el desarrollo del hidrógeno verde en más países de la región.

“Está claro que estamos en distintos estadios en la región, pero creo que este esfuerzo de cooperación regional va a ayudar a los países que ya tienen interés o que están desarrollando hojas de ruta sobre el potencial del hidrógeno”, expresó.

Hub regional

Los panelistas comentaron que Latinoamérica y el Caribe tiene las condiciones para posicionarse como un hub regional de hidrógeno verde y convertirse en uno de los grandes jugadores de este recurso a nivel mundial, y que para ello es importante alianzas como la que actualmente existe entre organismos de estos y otros países de la región.

Israel Hurtado comentó que hay una coincidencia global de que la región puede posicionarse como uno de los grandes jugadores en el mercado del hidrógeno verde.  “Ese es el tamaño del reto y la importancia de alianzas latinoamericanas como la que tenemos”, dijo.

Al respecto, Barbara Neira recordó que la alianza formada entre organizaciones gremiales (y un ministerio) de Latinoamérica y el Caribe, lanzada en la COP26, tiene como objetivo impulsar el hidrógeno verde en la región.  “Esta alianza tiene 4 principales acciones: impulsar políticas de hidrógeno; financiamiento; licencia social para operar; certificación del hidrógeno verde”, precisó.

Por su parte, Daniel Cámac subrayó que la integración entre los países de la región lo que puede lograr a nivel de economía de escala es muy grande.  “Los beneficios que se pueden lograr van más allá de lo que cada país puede lograr solo. Una integración conjunta puede posicionar nuestra región como líder mundial de la energía del futuro”, mencionó.