Nace Keko: el primer carsharing sustentable del país

Nace Keko: el primer carsharing sustentable del país

_KST4526

La movilidad está cambiando a nivel mundial. El empoderamiento de la comunidad en busca de una mejor calidad de vida ha puesto a las personas en el centro de la escena y ha comenzado a desarrollar espacios que privilegian al individuo sobre cualquier aspecto. En este sentido, el sueño del auto propio deja de ser prioridad para los ciudadanos y comienza a ser tendencia elegir la comodidad a la hora de moverse por sobre la posesión de un bien.

Ante este contexto, profundizado aún más por la pandemia, nace Keko, el primer carsharing sustentable de la Argentina. Con una inversión inicial de 3 millones de dólares y una flota de 150 vehículos cero kilómetros de distintos modelos, Keko responde a la demanda generada por las nuevas tendencias en movilidad que se vienen imponiendo a nivel mundial.

Keko es un desarrollo conjunto de RDA Mobility, compañía que ofrece servicio global de renting y gestión de flotas; y la tecnología de Binit, empresa de software y tecnología que actúa como partner para acelerar el crecimiento.

¿Cómo funciona?

Similar al concepto de las Eco Bicis del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, esta propuesta parte de la misma base: los autos se retiran en determinados puntos de la ciudad a través de una app y se devuelven en otro o el mismo lugar.

El sistema es muy simple. En primer lugar, se baja la aplicación desde Android o iOS, y se crea un usuario, para lo cual se deberá tomar una selfie, enviar una copia digital de la licencia de conductor, tomarse otra selfie con el DNI en la mano y registrar una tarjeta de crédito. Luego la app realizará una validación de datos en pocos segundos para poder empezar a utilizarla. La app posee un mapa de Argentina, que muestra las ubicaciones de retiro y entrega de los coches. Hasta el momento existen más de 100 puntos específicos entre CABA y GBA habilitados las 24 horas, la mayoría en estaciones de servicio, estacionamientos de shoppings y grandes supermercados.

Cabe destacar que se trata de la única empresa de este tipo 100% contactless, sin intervención humana, que se puede utilizar en cualquier momento y cuenta con vehículos disponibles las 24hs sin necesidad de reservar previamente. La gestión se realiza desde cualquier dispositivo móvil.

Desde la app se elige el punto de retiro y se reserva el auto. Una vez en el lugar, se destraban las puertas desde la opción “abrir puertas” y dentro del vehículo se encontrarán las llaves o directamente se les habilitará el botón de arranque. Al momento de retirarlo, los autos siempre contarán con al menos un cuarto del tanque de nafta lleno y el seguro contra todo riesgo incluido en la tarifa.

Actualmente los valores para el uso de un vehículo compacto son de $18,50 el minuto recorrido, $9,25 el minuto detenido ($1110 pesos por hora de tiempo recorrido y $5550 por día completo a partir de la quinta hora). Además, se sumarán $14 por kilómetro extra recorrido. Los precios por minuto y por hora incluyen 50 kilómetros de uso. Los precios por día entero extienden el kilometraje a 180 kilómetros por día no acumulables. Además, la tarifa incluye dos pases de telepeaje por día y la nafta, único carsharing que ofrece este beneficio.

Hoy en día, el mantenimiento mensual promedio de un auto 0 km es de $23.000. Si tomamos como ejemplo una persona que utiliza el auto 2 veces por semana, bajo la modalidad de carsharing tendría un costo de $10.500, lo cual significa más de un 50%, afirma Arturo Simone, CEO de Keko.

Una empresa comprometida con el ambiente

Keko es la primera empresa de carsharing en adquirir bonos certificados para la compensación de la huella de carbono con la plataforma The Carbon Sink a través de la cual ya se han compensado 36 toneladas de emisiones de CO2 mediante el proyecto Cordillera Central.

La huella de carbono es un indicador que mide la cantidad de gases de efecto invernadero asociados a una actividad -de una empresa, evento, producto/servicio o persona individual- y es conocida como una de las principales medidas para actuar frente al cambio climático, ya que permite iniciar acciones de reducción de emisiones y aminorar el impacto.

“Sabemos que estamos inmersos en una crisis climática sin precedentes y desde nuestro lugar queremos aportar nuestro granito de arena para mejorar esta situación, es por esto que desde Keko buscamos impulsar acciones de protección del ambiente y la comunidad”, puntualizó Simone.

El plan de negocios de Keko no solo está pensado para nuestro país. Si bien en el corto plazo, la firma buscará consolidarse en el mercado local, la compañía aspira a desembarcar en otros mercados de Latinoamérica.